Carrito0
Carrito
0
Olov Enquist, Per

Hjoggböle, 1934. Novelista, dramaturgo y crítico literario sueco. Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Upsala, está considerado como el escritor sueco contemporáneo más importante. Escritor analítico, intelectual y experimental, describe contextos muy complejos de una manera esencial y pura. Ha sido galardonado con el Premio de Literatura del Consejo Nórdico de 1969 y propuesto varias veces al premio Nobel. Entre sus obras destacan: La visita del médico de cámaraLa biblioteca del capitán Nemo y La partida de los músicos (estas dos últimas aparecerán próximamente en Nórdica Libros).

Versión papel 
Tamaño: 14 x 22 cm.
Encuadernación: Rústica
Páginas: 400
ISBN: 978-84-16440-91-7
Versión ebook 
Tamaño: 1,1 Mb
ISBN: 978-84-16440-74-0
 
Descargar primeras páginas


Per Olov Enquist

La partida de los músicos

Traducción de: Marina Torres y Francisco. J. Uriz

 

A principios del siglo xx, en el extremo norte de Suecia, una tierra de bosques y hielo aislada del resto del mundo en la que nació y se crio, allí ambienta Per Olov Enquist esta novela, una de sus grandes obras. Narrando el durísimo esfuerzo del agitador Elmblad, enviado por el sindicato para intentar organizar a los trabajadores, el autor vuelve a preguntar a la Historia, en un intento de comprender la realidad que llevó a muchos suecos a la emigración. Una historia del pasado que en otras partes del mundo sigue siendo una trágica historia de hoy.

Partiendo de documentos reales, testimonios y anécdotas familiares, la novela nos lleva a los años 1903-1910: el nacimiento y la muerte de las primeras asociaciones de trabajadores; la adherencia tímida a las primeras huelgas, el trabajo lento y arduo camino hacia una conciencia política en los agricultores y los trabajadores de los aserraderos de la «tierra de la oscuridad», adonde llegó por primera vez la «buena nueva» del socialismo.

 
Per Olov Enquist ha ido construyendo su obra con inteligencia y sufrimiento, ahondando de forma admirable en el abismo humano, en sus mismos límites, con lirismo y agudeza. Y al hablar de los límites humanos ha de entenderse esa frontera en que la humanidad se ve obligada a convivir con la monstruosidad.
Jesús Ferrero, El País

10,99