Carrito0
Carrito
0
Hernández, Miguel

Miguel Hernández (Orihuela, 1910 - Alicante, 1942). Desde muy pronto abandonó la escuela para ponerse a trabajar; aun así desarrolla su capacidad para la poesía gracias a que es un gran lector de la poesía clásica española. Forma parte de la tertulia literaria en Orihuela, donde conoce a Ramón Sijé y establece con él una gran amistad. Toma parte muy activa en la Guerra Civil española, y al terminar ésta intenta salir del país, pero es detenido en la frontera con Portugal. Condenado a pena de muerte, se le conmuta por la de treinta años. No llegará a cumplirla porque muere de tuberculosis el 28 de marzo de 1942 en la prisión de Alicante.

Versión papel 
Tamaño: 15 x 21 cm.
Encuadernación: Cartoné
Páginas: 72
ISBN: 978-84-16830-53-4
 
Descargar primeras páginas



Miguel Hernández

Cuentos para mi hijo Manolillo


 

1942-2017 – 75 aniversario de la muerte de Miguel Hernández

Transcurrió un mes así hasta que por fin lo pude ver. Lo sacaban entre dos personas, que no sé si serían presos, cogido del brazo y lo dejaron agarrado a la reja. Llevaba un libro en la mano, eran dos cuentos para su hijo.
Josefina Manresa

Los cuatro cuentos que componen este volumen único fueron escritos entre junio y octubre de 1941 en la cárcel de Alicante. Se trata de «El potro obscuro», «El conejito», «Un hogar en el árbol» y «La gatita Mancha y el ovillo rojo». El poeta entregó los textos al periodista y dibujante Eusebio Oca Pérez, que ilustró dos de las historias, «El potro obscuro» y «El conejito».

Los cuentos infantiles fueron escritos sobre hojas de papel higiénico con las que el poeta armó un precario cuaderno. El manuscrito, formado por seis hojas pequeñas, cosidas con hilo ocre y con bordes envejecidos, es un emocionante documento del amor del poeta hacia su hijo Manolillo.

Los ilustradores Damián Flores, Sara Morante, Adolfo Serra y Alfonso Zapico han ilustrado estos cuatro textos, los últimos que escribió el poeta. Esta edición ofrece asimismo la reproducción del material original y dibujos del propio Miguel Hernández.

 
«Estos cuentos son conmovedores retratos del sentir de aquel hombre en tan adversas circunstancias».
Joan Manuel Serrat

18,00