Max: «el mayor reto es hacer justicia visual a la intención última del texto, a eso que llega a lo más hondo del lector» ¡Max responde al cuestionario Proust ilustrado!

Max: «el mayor reto es hacer justicia visual a la intención última del texto, a eso que llega a lo más hondo del lector» ¡Max responde al cuestionario Proust ilustrado!

Max responde al Cuestionario Proust ilustrado: el célebre cuestionario suma color y formas en Nórdica Libros 

—El mayor reto a la hora de ilustrar «El regreso de Ulises»

Max —Como en cualquier otro libro voluntariamente ilustrado: hacer justicia visual a la intención última del texto, a eso que llega a lo más hondo del lector.
El regreso de Ulises :: Nórdica Libros
 

—Lo que más te fascina de «la Sibila de Cuma»

—A la sibila de Cuma la pintó Miguel Ángel en la Capilla Sixtina como una hermosa mujer madura. Pero tal como la describe Manguel, con más de dos mil años de edad, presentaba un reto enorme. Encontré su rostro en una foto de prensa de una anciana palestina llorando la muerte de sus nietos tras un bombardeo.
 

—Lo que tuviste en cuenta a la hora de ilustrar una obra/personaje

—En este libro lo más importante era representar adecuadamente el escenario: un barrio mísero del extrarradio de cualquier gran ciudad. La luz, también la decrepitud y el abandono de las cosas, en contraste con la vitalidad de la presencia humana.
 

—Lo que más amas de tu profesión

—Todo lo que existe se puede dibujar. Lo que no existe, también. ¡Es la hostia!
 

—Lo que más odias de tu profesión

—Las fechas de entrega: trabajar con prisas. 
El regreso de Ulises :: Nórdica Libros
 

—Tus inicios en el arte de la ilustración fueron

—Por curiosidad, sobre todo, a ver qué pasaba.
 

—Tus ilustradores favoritos

—Me nutro por igual de ilustradores, comiqueros y pintores. Pero no tengo favoritos definitivos, muchos me gustan por cosas muy distintas. Sí diré mi cuadro favorito: «El triunfo de la muerte» de Brueghel.
 

—Tus libros ilustrados favoritos

—Van cambiando con el tiempo. Ahora mismo, los Limericks de Edward Lear, que ilustró él mismo.
 

—La cualidad preferida de un ilustrador

—Un estilo, y no hablo de una manera de dibujar (que cualquiera puede imitar), sino de una manera de ver el mundo. Eso sí es único e intransferible.

—Cómo definirías tu trazo

—Vengo de la línea clara, donde todo debe ser preciso, nítido y limpio en aras de la legibilidad de la imagen. Voy hacia algún lugar donde todo esto pueda quedar reducido a un gesto mínimo de la mano, a un trazo esencial que cumpla esa legibilidad pero que al mismo tiempo sugiera abismos de significados latentes.
U-guarda2
 

—Tu lugar preferido para trabajar

—Para pensar los dibujos, cualquier bar sin TV. Para ejecutarlos, mi mesa.
 

—Las obras ilustradas o cómics que más te inspiraron en tu profesión

—Toda la obra de Robert Crumb y toda la obra de Hergé. Steinberg, Ever Meulen, Grandville…
 

—El personaje de ficción que más te gusta

—Otra cosa que va cambiando con el tiempo. Ahora mismo, Hermes (Mercurio para los romanos) un dios menor del panteón griego, pero una auténtica joya insondable. ¡Protector de los caminantes y patrón de los salteadores de caminos a un tiempo!
 

—El personaje de ficción que más detestas

—No se puede detestar a un personaje de ficción. Hasta los peores tienen algo conmovedor.