Archivo de la etiqueta: Nórdica Ilustrados

Aparece en Madrid el asombroso ilusionista… ¡Harry Houdini!

No hay duda: Harry Houdini fue uno de los mayores magos e ilusionistas de todos los tiempos y un genial especialista en realizar grandes espectáculos de escapismo (una de sus hazañas más increíbles consistió en escapar de una caja cerrada con llave, sellada con cinta de acero y lanzada a las aguas del puerto de Battery Park en Nueva York).

Harry Houdini

 

Traficantes de milagros y sus métodos - Nórdica Libros

El brillante mago norteamericano sabía (quizás mejor que nadie y posiblemente debido a su profesión) que las cosas no siempre son lo que parecen. Lo reconocería en su libro Traficantes de milagros y sus métodos, que publicamos en Nórdica Libros con las magníficas ilustraciones de Iban Barrenetxea: «mi vida profesional ha sido una cadena constante de desilusiones, y muchas de las cosas que causan asombro a la mayoría de los hombres no son más que el pan nuestro de cada día en mi negocio.»

En su fascinante libro habla de «las historias de algunas de las extrañas personas y atípicos artistas» que encontró  en sus investigaciones insólitas. Houdini sentía una enorme fascinación por los grandes magos de todos los tiempos y gran parte de sus aprendizajes vinieron de lo que fue descubriendo al adentrarse en sus vidas.

Gracias a la impresionante exposición inaugurada en Madrid este febrero de 2017 en el espacio Fundación Telefónica, y que podrá visitarse hasta el 28 de mayo de 2017, podemos conocer de cerca su figura y su magia. Al igual que con sus trucos, en la exposición podremos ir incluso más allá.

En este proyecto expositivo la figura de Houdini como personaje público y su interesante bibliografía, se entremezclan con la filosofía y el pensamiento de una etapa fundamental para la historia de occidente, en la que los valores de la modernidad comiencen a quedar impregnados en todos los sectores de la sociedad y se extienden a nivel planetario.

Comisariada por Miguel A. Delgado y María Santoyo, la exposición invita al público a dejarse seducir por la magia, la única ciencia que se rige por las leyes del asombro.

Exposición: Houdini. Las leyes del asombro

Libro: Traficantes de milagros y sus métodos

¡Aquí estan, estos son, los ganadores y su sillón!

En la última semana hemos conocido algunos de vuestros rincones de lectura: hemos recibido muchísimos y muy variados sillones, sillas, rocas, un váter, bonitos bancos de parque y muchos acompañantes perrunos y gatunos. Así que podemos decirlo sin miedo: ¡el concurso #CienSillones ha sido un éxito total!

Una pequeña muestra de los rincones de lectura compartidos por vosotros

Una pequeña muestra de los rincones de lectura compartidos por vosotros

Queremos agradeceros mucho vuestra participación y ese ratito que os tomasteis para hacer una foto y compartirla en #CienSillones.

Sin más preámbulos, ¡estos son los ganadores!

Primer premio:

Cien sillones y pico, de Max.
El seductor, de Jan Kjærstad
Una bolsa de Nórdica Cómic con el logo diseñado por Max.

El primer premio se lo lleva @pekisch y un rincón de lectura heredado de su abuela.

CjD59ZIXAAEoF1U

Segundo premio

Cien sillones y pico, de Max.
Taza Blancanieves, ilustrada por Iban Barrenetxea

El segundo premio es para @Palabrujos y una ilustración que explica mejor que mil palabras la pasión por leer en la cama.

Ci5c5kbXIAI7tECTercer premio

Cien sillones y pico, de Max.

Y el tercer premio es para @amaia_torres y su búsqueda de bancos originales en la ciudad.

CjD3eqJXAAE32Xs

Contactaremos a los ganadores por Twitter. ¡Felicitaciones y gracias a todos!

 

 

El hombre que pudo reinar, o el clásico de Rudyard Kipling ilustrado por Fernando Vicente.

Kipling, el hombre que escribía con todo el diccionario.

Comencemos con unas palabras de J. M. Barrie: «Kipling no debe nada a ningún otro escritor. Nadie lo ha influenciado, sino que comenzó siendo original […]. El hombre que pudo reinar es el relato de ficción más audaz que he leído».

Menos hiperbólica, quizás, pero igualmente elogiosa, es la admiración de Rudyard Kipling que profesaba Borges. En el prólogo que escribió a una colección de relatos suyos, y citando a George Moorge, el escritor argentino señaló que después de Shakespeare, «Kipling era el único autor inglés que escribía con todo el diccionario. Sabía administrar sin pedantería esa profusión léxica. Cada línea ha sido sopesada y limada con lenta probidad…».

En Nórdica Libros sabíamos que si queríamos editar el clásico de Kipling El hombre que pudo reinar, teníamos que preparar una edición que estuviese a la altura de

El hombre que pudo reinar, de Rudyard Kipling. Nórdica Libros

Fernando Vicente, el hombre que pintaba con todos los colores.

Quizás lo más difícil a la hora de leer un clásico es llegar a él sin que los detalles de su trama no nos hayan sido revelados. Así que en lugar de comentar la historia de el hombre que pudo reinar, nos limitaremos a recomendar insistentemente su lectura, y a seduciros con las magníficas ilustraciones de Fernando VicenteSi Kipling escribía con todo el diccionario, no hay duda que Vicente dibuja con una cantidad equivalente de colores. El resultado es un libro que cobra vida y que completa, complementa y enriquece la experiencia de lectura.

¡Juzgad por vosotros mismos!

Fernando Vicente-El hombre que pudo reinar

©Fernando Vicente. El hombre que pudo reinar. Nórdica Libros.

El hombre que pudo reinar, por Fernando Vicente, Nórdica Libros

©Fernando Vicente. El hombre que pudo reinar. Nórdica Libros.

El hombre que pudo reinar, edición ilustrada

©Fernando Vicente. El hombre que pudo reinar. Nórdica Libros.

+ Rudyard Kipling en Nórdica Libros

+ Fernando Vicente en Nórdica Libros

+ Comenzar a leer El hombre que pudo reinar.

Nace un arquetipo de la literatura rusa: Diario de un hombre superfluo, de Iván Turguénev

El hombre superfluo: apariciones estelares y primer avistamiento.

Hay un hombre en la literatura. Aparece cada tanto. Es un hombre inteligente, sensible, idealista aunque un poco nihilista. Es un hombre prescindible, indigno de ser recordado. Es un hombre superfluo.

A lo largo del siglo XIX, el hombre superfluo ha tenido diversos nombres en la literatura rusa. Fue Eugenio Oneguin para Pushkin y recibió el nombre de Oblómov para GoncharóvEn Guerra y Paz aparece como Pierre Bezújov y para Dostoievski fue Myshkin, el príncipe en El Idiota.

Y sin embargo, este arquetipo de la literatura rusa del XIX recibe su nombre de Diario de un hombre superfluola novela de Iván Turguénev publicada en 1850.

Diario de un hombre superfluo - Nórdica Libros

Diario de un hombre superfluo. Iván Turguénev :: Ilustrado por Juan Berrio

 

El interés en una vida normal: la hazaña de Turguénev.

A diferencia de otros diarios, que cubren largos años en la vida de sus autores o autoras, el Diario de un hombre superfluo narra solamente los últimos días de la vida de quien lo escribe, el pobre Chulkaturin. Al saber que su muerte está cerca, decide iniciar el diario para despedirse del mundo, pero nada más empezar a escribir se da cuenta de que no hay demasiado para contar: una infancia normal, ausencia de grandes logros o amores…

No es fácil crear personajes de éxitos memorables, de vidas agitadas e impredecibles, de amores tormentosos, trágicos, inolvidables. Pero no es menos difícil conseguir una pequeña obra maestra de las letras rusas con alguien que es normal, corriente, desmerecedor de una biografía. Y sin embargo Turguénev lo consigue: y nace para siempre el inolvidable Chukaltrin.

Ivan Turguenev - Nórdica Libros

Iván Turguénev

Es un placer publicar Diario de un hombre superfluo en nuestra Colección Ilustradoscon los maravillosos dibujos de Juan BerrioOs dejamos con el fragmento inicial del diario, ¡y con una invitación muy grande a leerlo!

Aldea de Ovechi Vody, 20 de marzo de 18…

El médico acaba de irse. ‘Al fin lo he conseguido! Por más astucias que haya intentado, al final no le ha quedado más que expresar su opinión. Sí, moriré pronto, muy pronto. Los ríos se deshelarán y, a toda luz, la corriente me llevará junto con las últimas nieves… ¿a dónde? ¡Dios sabrá! También al mar. En fin, ¡qué se le va a hacer! Ya que hay que morir, que sea en primavera. Aunque puede que sea ridículo empezar un diario dos semanas antes de morir, ¿no?…

 

 

El dúo que viste clásicos: Jesús Marchamalo y Antonio Santos abrigan a Baroja y le regalan un sombrero a Kafka y gafas y pajarita a Pessoa

Jesús Marchamalo y Antonio Santos - Nórdica Libros

Retrato de Baroja con abrigo, Kafka con sombrero y Pessoa, gafas y pajarita. Así se titulan estos tres libritos que se regalan mutuamente Jesús Marchamalo y Antonio Santos. El primero los escribe, conjurando en cada uno de ellos la parte más íntima, más tierna y -por qué no- más adorable de estos tres autores clásicos. Santos los ilustra, para que de las palabras de Marchamalo se dibujen líneas que nos enseñen en todo su esplendor el sombrero de Franz o las flamantes gafas de Fernando.

Baroja tiene abrigos, insomnio, y un último cumpleaños.

El imaginario de todo autor tiene siempre dos o tres cosas que todo el mundo sabe: su obra más famosa, su ciudad de nacimiento, los acontecimientos de su muerte. No es allí donde se detienen Jesús Marchamalo y Antonio Santos. Ya sabemos de El árbol de la ciencia y de otros datos wikipédicos sobre Baroja. ¿Pero sabía usted que Baroja tenía gatos? ¿Que siempre los tuvo? ¿Que los de su infancia se llamaban Chepa y Apitita?

El Retrato de Baroja con abrigo nos enseña sobre sus gatos, sobre el frecuente insomnio que poblaba sus noches o sobre algunos detalles de su último cumpleaños. Y sobre sus dos abrigos, por supuesto.

Uno de los gatos de Pío Baroja

Kafka tiene un sombrero, un tío de Madrid y una mazmorra de papel.

De lo primero que nos enteramos en Kafka con sombrero es de la aventura de un Kafka de niño que fracciona diez céntimos para dárselos a un mendigo en cuotas. Nos enteramos de la reacción extrañada y algo enfadada del mendigo, y del llanto posterior del pequeño Franz. (Todo, notará el lector, muy kafkiano).

Pero el retrato no ha hecho más que comenzar: junto a las palabras de Marchamalo y las ilustraciones de Antonio Santos conoceremos a un tío madrileño de Kafka, conoceremos su opresivo, asfixiante despacho (donde llegan con frecuencia las Cartas de Félice) y mucho más. ¡Chapó!

Kafka con Sombrero, ilustración de Antonio Santos

Pessoa tiene gafas, pajarita y amigos invisibles.

Llegamos a la última entrega de este dúo que no para de vestir, adornar y retratar a queridos autores: Fernando Pessoa: «Era fácil verlo caminar por La Baixa, paso resuelto, airoso, diríase marcial bajo la gabardina, como una estatua premonitoria de sí mismo. Vestía traje oscuro, sombrero, gafas y pajarita, mal anudada, lacia como un pájaro muerto sobre el cuello de la camisa de un blanco nuclear, y un bigotito isósceles, ralo y rojizo…». A una descripción tan bonita como efectiva se añadirán todos los amigos invisibles de Pessoa, aquellos que quizás prefiguran todas sus voces, todos sus alter ego, todos los poetas.

Pessoa con Gafas. Jesús Marchamalo y Antonio Santos

Tres libritos deliciosos, tres autores con ropa y gadgets nuevos, y un dúo escritor / ilustrador que -esperamos con ganas- continúe haciendo de las suyas.

Nórdica Libros con It’s Written Literary Apparel

Consigue los libros de Nórdica con las bolsas literarias It’s Written Literary Apparel

Aplicar la literatura a otros formatos es un arte que, desde nuestros inicios, disfrutamos. De ahí han surgido nuestras ilustraciones de autores, de Cortázar a Poe, nuestras bolsas literarias o la baraja literaria. Ilustradores como Fernando Vicente,  Noemí Villamuza, Javier Olivares o Iban Barrenetxea han inspirado muchos de los clásicos que actualmente puedes conseguir en la tienda Nórdica.

De la fusión de la literatura con el diseño ha nacido hace apenas un año un proyecto singular, It’s Written, con el que ahora lanzamos una pequeña colaboración. En It’s Written Literary Apparel están especializados en diseñar productos, desde camisetas a pósters, inspirados en autores u obras de la literatura clásica y contemporánea. Su visión es complementaria a nuestro trabajo y, además, compartimos algunos autores en ambos catálogos. Pensamos en Edgar Allan Poe o Baudelaire y, también, en su bolsa de las influencias, que incluye la gran mayoría de autores que encontrarás en la colección de Nórdica Libros.

¿Qué mejor que llevarte una bolsa con el cuervo de Nevermore, del mítico poema de Edgar Allan Poe, junto a nuestra edición ilustrada por Gris Grimly? ¿Te gustaría tener la bolsa de las influencias junto a Dibujos de Sylvia Plath?

¡Descubre los packs exclusivos solo en la web de It’s Written!